Podría decirse que es el plato con el cual se distingue nuestra tierra en todo el atlas de culinaria típica colombiana. La receta original ordena solo tres ingredientes: chivo, sal y aceite. La tradición indígena le agrega la sangre del mismo animal para lograr un mejor sabor en la carne, pero su uso queda al gusto del comensal. Sus mejores compañeros son los bollos, aunque la variedad y el gusto hacen que arepas, arroz o yuca no desmerezcan a la hora de servirlo. El friche es infaltable en ocasiones de gran importancia para la comunidad wayuu, como los matrimonios, los novenarios de difuntos y la entrega de dote para una boda. Friche, invitado de honor en el llamado del clan a celebrar y congregarse; el viaje del espíritu hacia Jepirra; el pacto de las familias por la paz territorial.

INGREDIENTES PARA 8 PERSONAS
chivo(pierna, costilla), 1,1/2 kilo
cebolla cabezona, 3 unidades
aceite, 1/2 taza
sal,  al gusto
diente de ajo, 6 unidades
pimiento verde, 1 unidad
limón, 4 unidades
pimienta,  al gusto
 
PREPARACIÓN:
 
Pique el menudo elegido y cocínelo en agua con sal durante 20 minutos. Lave la carne de chivo, condiméntela con el jugo de los limones, la sal y la pimienta y deje reposar 20 minutos.

Caliente el aceite en una sartén y fría la carne hasta medio dorar. Incorpore el menudo sancochado con los ajos, las cebollas y el pimentón, todo picado; mezcle bien y fría durante 5 minutos.

Agregue la sangre batida con sal y cocine 30 minutos, revolviendo constantemente. Sirva con arepas de maíz o un bollo limpio, adornado con tajadas de limón.